Se que de todas mis drogas, sos mi p r e f e r i d a ...!

Uno para el otro..

Ellos eran diferentes. No eran igual que las demás parejas que ves por la calle, eran como mejores amigos que se recuerdan a cada momento que se aman. Nunca se aburrían el uno del otro, pasaban cada segundo juntos y cuando se despedían ya se echaban de menos.
Se les veía empalagosos pero a parte de eso, tenían una locura inigualable. Quién los escuchara estando solos se asustaría. Se entendía con una simple carcajada, una mirada o sin nada, a veces, se leían la mente.
Él encajaba a su lado. Ella al suyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario