Se que de todas mis drogas, sos mi p r e f e r i d a ...!
En el silencio de mi habitación aún siento el murmullo de tu voz, lastimándome como un dulce adiós, dejándome vacío el corazón. Casi no duermo, ya he vuelto a fumar, dada recuerdo es una lágrima. No sé cómo hacer, para estar de pie, siempre me digo que es la última vez y vuelvo a caer, cuando pienso en ti. No soy nada sin ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario